Connect with us

Opinión

Suicidio por una injusticia

Published

on

René era un niño el 19 de junio de 2016, cuando la Policía Federal, según la recomendación de la CNDH dada a conocer al año siguiente, utilizó excesiva y letalmente la fuerza en Nochixtlán, y cometió graves violaciones a los derechos humanos que provocaron la muerte de siete personas y dejaron más de 500 lesionados, como consecuencia del “pésimo” diseño, planeación y ejecución del operativo armado y ordenado por el entonces responsable de ese cuerpo, Enrique Galindo, para disolver un bloqueo carretero en protesta por la reforma educativa.

Los policías federales entraron en Nochixtlán en domingo, día de plaza, y el repiqueteo de las campanas alertó de la incursión. El padre de René, como muchas otras personas que no participaban en la movilización de los maestros, vio amenazada su comunidad y salieron a defenderla. La policía arremetió sin discriminación y dispararon sus armas de alto calibre. Una bala impactó en la pierna del padre de René, que fue rescatado por su hijo y sus dos hermanos. Los federales los embistieron y jalaron por las calles a René, para coronar estrellándole sus escudos en la pierna, rompiéndosela.

El padre de René era cabeza de familia y se ganaba la vida realizando varios oficios en Nochixtlán. Pero tras el disparo nunca volvió a quedar bien. El trabajo, que requería de la fuerza de sus piernas y brazos, se vio mermado por sus incapacidades físicas y la familia entró en una crisis. La economía familiar se descompuso y la crisis económica se volvió profunda. René y sus hermanos sintieron esa presión, y contra el deseo de sus padres llegaron a la Ciudad de México hace no mucho tiempo, para trabajar y enviar el dinero de regreso a Oaxaca.

De los tres, René, el mayor, era quien más golpes recibió de los federales. Le aplicaron el Protocolo de Estambul y en prácticamente todas las pruebas salió positivo. Lo habían torturado. Fue uno de los sobrevivientes de Nochixtlán que fue incorporado al Registro Nacional de Víctimas, pero nunca recibió, como sus hermanos, ningún apoyo de contención, que es un apoyo emocional al cual tenían derecho. En ese contexto se mudó con sus hermanos a la Ciudad de México y encontraron un cuarto en donde vivir en la colonia Arenal, en la alcaldía Venustiano Carranza.

El sábado pasado, al mediodía, encontraron a René colgado en su cuarto. El hijo mayor de la familia agredida en Nochixtlán se había suicidado. No dejó ninguna nota que explicara su muerte. El domingo fue trasladado a su tierra oaxaqueña, donde recibió sepelio. El suicidio de René no fue un caso aislado. Al menos tres intentos de suicidio se han registrado desde la masacre de Nochixtlán entre los sobrevivientes. No hay estudios aún sobre las razones por las que han llegado al extremo de quitarse la vida algunos de quienes fueron reprimidos hace ya casi tres años, pero ni ellos ni nadie de los agredidos por la Policía Federal, sin que la indagatoria de los hechos les hubiera hecho justicia legal, han visto resultados de la investigación.

La investigación sobre lo que sucedió en Nochixtlán está detenida. “¿Qué sucedió el domingo 19 de junio donde murieron cuando menos 11 civiles y a policías federales les cortaron dedos a machetazos y terminaron con los pies heridos por las bombas caseras que les explotaron?”, se preguntó en este espacio en octubre de 2017. “Nadie tiene una explicación clara de la cadena de sucesos, y lo que estaba informando el gobierno federal en voz del entonces comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, no tenía sentido. Decía que la Policía Federal había recuperado la vialidad en Nochixtlán ‘sin ningún tipo de incidente’, en una reconstrucción de hechos que insultaba la inteligencia de los mexicanos”.

En aquél entonces, Galindo refutó en privado que era falso lo escrito y que habían actuado correctamente. Quince meses después, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos confirmó la hipótesis, descalificando a Galindo y al gobierno federal. Pero no hubo mucho más. Las autoridades federales interrogaron a unos dos mil policías y a más de 600 funcionarios. De las más de 50 víctimas en Nochixtlán, sólo se entrevistó a 30.

El abuso y la impunidad han acompañado lo que sucedió aquél domingo. Un policía que mató a un joven de 18 años fue detenido, y menos de 48 horas después fue liberado sin que haya una sola orden de aprehensión por ese crimen. Un anciano en Huitzo, a unos 40 kilómetros de Nochixtlán, que no tuvo nada que ver con los bloqueos ni estuvo en la refriega, fue detenido por policías federales que, además, le deshicieron los testículos a patadas. Tampoco se castigó a los responsables de este abuso.

La documentación que hay sobre lo que sucedió en Nochixtlán es abundante. Hay informes del Cisen que muestran la profunda infiltración del movimiento magisterial y de las mesas de tomas de decisiones, que habrían permitido, con un trabajo de inteligencia, evitar la masacre que cometieron los federales. Existen los oficios en los hospitales que narran cómo los federales pidieron que no se atendiera ni a civiles ni a maestros. Existen videos donde se muestra el uso y abuso de la fuerza policial que fueron incorporados a la denuncia de las víctimas de Nochixtlán, que no ha tenido seguimiento. Las peticiones para que fueran interrogados Galindo y el entonces gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, jamás fueron atendidas.

Nochixtlán es un caso de represión que dejó abierto el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Por tanto, es una oportunidad para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de hacer justicia para aquellos que ha prometido defender.

Raymundo Riva Palacio

Destacadas

Susana. Las mujeres no sirven para la SEDENA ¿en verdad existe inclusión dentro del Ejército?

Published

on

By

El pasado ocho de marzo de 2019, sucedió un hecho atroz y que fue publicado en redes sociales como “el intento de suicidio de la Subteniente Intendente Susana Sayas García recién egresada del Heroico Colegio Militar.”

Textualmente en una publicación, dada a conocer vía redes y que aún permanece en la siguiente página.( https://www.govserv.org/XX/Unknown/1986190244948280/Fuerzas-Armadas-Mexicanas%3A Sedena—Semar)

09/03/2019 “Lamentablemente el día de hoy a las 04:30 hrs la Sbtte. Intdte. Susana Sayas García perteneciente al 37 B.I. en Villahermosa, Tab., Se intentó quitar la vida con su “Sig Sauer” al darse un balazo en la cabeza, en el interior de su alojamiento; en estos momentos se encuentra en el HMZ de gravedad en espera a que pierda la vida”.

Uno más señalaba casi las mismas palabras, “Buen día mi Gral Secretario Para informarle que la SBTE int Susana Sayas Garcia recién egresada del HCM, esta fecha aproximadamente 0400 Hrs arribo a su batallón 37 BI Atasta Tabasco, en aparente estado etílico introduciéndose al alojamiento del Cmte del Ptn Int dándose un disparo en la cabeza”. Anexando fotos para señalar quién era ella.

Así de frío, tajante, áspero, sin un ápice de respeto a quién era su compañera, punzantes los responsables de esas líneas, como sí se tratará de expertos peritos forenses, pretendiendo determinar que Susana había intentado suicidarse.

La Subteniente Intendente Sayas, fue encontrada con un balazo en la cabeza dentro del 37/vo. Batallón de Infantería de la Zona Militar en Atasta, Villahermosa, Tabasco, los textos anteriores señalan que, “fue encontrada dentro de su alojamiento”, que se “disparó con su arma”, que estaba en estado etílico, que
estaba en estado de gravedad.

La Subteniente, no se encontraba en su alojamiento, fue encontrada en el alojamiento del Capitán Mauro Alfonso Solano, el arma que se encontraba dentro del alojamiento no era de Sayas, era de su capitán. Había botellas en el lugar, ella se encontraba consciente, no estaba alcoholizada. No, no estaba “grave”.
Susana sobrevivió a ese supuesto “intento de suicidio”, durante cinco días, los dos primeros se encontraban sonriente, coherente, no perdió el conocimiento reconocía a su familia, a sus amigas. Por respeto a su condición médica la familia se reservó preguntarle qué había pasado esa madrugada, qué había pasado con su auto que justo un día antes le había sido entregado en la agencia y qué fue
encontrado unos minutos antes sumergido en la laguna de las ilusiones a 6.2 kilómetros de distancia del batallón.

Margarita abuela de Susana, tías, amigas y sobre todo una mujer que hasta el día de hoy la ama me buscaron para que juntas logremos dar con la verdad de lo que sucedió aquel 08 de marzo de 2019, en el batallón y ser la extensión de su voz, de una mujer más que sin poder ahora defenderse intenta ser criminalizada como tantas otras. Su familia no cree la versión de suicidio. Y la Sentencia Mariana Lima
determinó desde marzo de 2015, que en este país toda muerte violenta de una mujer incluido el “suicidio” debe ser investigado con perspectiva de género, bajo el protocolo de feminicidio.

Susana Sayas García: nació una mañana llena de brillo y calor el 24 de enero de 1995 en Salina Cruz, Oaxaca. Susi es la cuarta bebé, de la hija de Margarita Guzmán Calzada y el Teniente de Corbeta retirado Rafael García Estrada, la vida llevó a estos abuelos a convertirse en padres de Susana, los y las tías de Susana dejaron de serlo para convertirse en sus hermanas. La vida de esta pequeña llena de sinsabores desde que nació dio un giro temprano y favorable, abrazada por el amor de sus abuelos. Susi, acudió a la primera enseñanza académica el Kinder “Diana Laura Rojas de Colosio”, en su natal Salina Cruz, ahí nacieron sus primeras letras y números, así como el amor al deporte. Practicaba fútbol como mera diversión. Susana, llevó la instrucción básica en Salina Cruz hasta el Bachillerato, donde además del fútbol, jugaba vóleibol y básquetbol en equipos locales y escolares.

Su abuela y tías me cuentan que, Susana siempre se caracterizó por ser de las primeras en aprovechamiento escolar, en todos los niveles académicos, además pertenecía al círculo de lectores durante el bachillerato, formando parte de los debates que ahí se realizaban, poseedora de una gran capacidad de análisis y crítica constructiva, fue donde empezó a mencionar el deseo de ingresar al
Colegio Militar.

En 2014 luego de su segundo intento Susana ingresa al Heroico Colegio Militar, en la Ciudad de México, se graduó el 01 de septiembre de 2018.

Con profundo amor su abuela me muestra imágenes y me enumera todos los triunfos que Susi tenía ya en el desarrollo de la instrucción militar. “Tenía muy buenas notas académicas en lo que era su especialidad intendencia. Participaba en actividades deportivas en selecciones de conjunto como fue fútbol y básquetbol, Pero mi niña también perteneció al equipo de equitación dónde en
muchas competencias obtuvo los primeros lugares”. Todo esto siempre acompañada del amor y apoyo económico de sus abuelos, tías y tíos, particularmente el de su tía Evangelina García Guzmán y su esposo ambos militares de carrera, y quienes en todo momento le mostraron el camino de la carrera de las armas. “Recuerdo cuando me contaba su deseo de sobresalir como militar y como empresaria, decía que iba ser diplomada del estado mayor para implementar todos sus conocimientos en favor de su México y su ejército, ella amaba completamente a la Institución, ya que desde pequeña vio a su abuelo y
tíos que eran cadetes y después oficiales. Ella quería ser más mucho más que todos nosotros juntos”, rememora Eva.

Karen Dayana Ranaud García. Prima y mejor amiga de Susana con la voz apagada me hace saber. “Es triste saber que una luz que hacía brillar a los demás se apagó porque con demasiado potencial y todo el futuro por delante, nos fue arrancada, nos duele la forma tan lamentable en que los altos mandos han
manejado la información. Estamos levantando la voz simplemente por ser ella una mujer, una joven, una deportista, una profesionista, pero antes que todo esto alguien que amamos, Susi tenía todo a su favor después de vivir con carencias, su deseo de desarrollarse en el medio militar siempre recta como ella lo decía, con principios, con valores, con educación, cultura, con honor como fue criada desde el principio.”

Dona escribió en sus redes sociales luego de lo sucedido a quien fuera su amiga y cómplice eterna lo siguiente “La gente siempre habla, es más fácil decir fue un intento de suicidio que un intento de asesinato, hay una diferencia abismal, ¿no?”.

Un solo medio de comunicación en abril de 2019 retomó estás palabras para dar a conocer la terrible noticia, así como la duda razonable de, ¿qué fue lo que sucedió a Susana? . Expreso Oaxaca.

La familia me hizo saber que curiosamente el 05 de abril del mismo año, los papeles de identificación de Sayas, fueron encontrados por un civil en un parque, dichos documentos fueron publicados en redes sociales para dar con la dueña, los papeles fueron recogidos por “militares” se desconoce aún quién acudió por ellos.

La carpeta de investigación de la cual tengo una copia otorgada por la familia; sigue en el Ministerio Publico Militar.

La prueba de radizonato de sodio tomada en dos momentos fue negativa, dicha prueba es considerada por los químicos expertos como una prueba muy sensible y especifica; sensible, por cuanto con poca cantidad de muestra es factible obtener resultado positivo, y específica por cuanto la reacción positiva se produce solo ante la presencia de elementos metálicos (plomo, antimonio, bario). El resto de las pruebas de genética también fueron negativas.

Algunas de las compañeras y amigas de Sayas García, me hicieron saber que Susana llevaba para no tener problemas de convivencia una “relación de respeto y amistad” con Erick N, soldado del mismo Batallón. Luego de que sufriera una serie de acosos por parte de dicho individuo que, curiosamente fue uno de los que la encontró herida.

Reunimos una serie de comentarios de compañeras, compañeros y familia de Susana con la finalidad de darles a conocer la serie de inconsistencias que hay en torno a lo sucedido a Susana. Compartimos la recopilación del dolor, la desesperación y el miedo de que esto quede en la impunidad para dar cuerpo a
este texto.

“Una historia que tal vez a nadie le importa, que tal vez se parece a muchas otras historias, pero que la escribiré por esta vía para desahogarme un poco.

He visualizado cada panorama, he recreado aquella madrugada una y otra vez, he experimentado cada sensación, cada emoción, cada sentimiento, cada momento.

He dejado que el dolor y el miedo se apoderen de mí, así como el coraje, la ira, la tristeza, la frustración y la impotencia; he estado ahí, he vivido cada escena en mi mente siendo tú. Siendo él. Siendo ellos.

He llorado, he maldecido y me he rendido. Quiero que pare. Quiero que se detengan.

La realidad me ha superado. Tengo miedo. Mis ojos se inundan, mis letras fluyen, me quiebro. Cierro los ojos, respiro y veo tu sonrisa, mis ojos se inundan, mi corazón se estruja. Todo desaparece y te recuerdo así. ¡Viva!

Ahora sé que luchaste hasta el último momento; fuiste hasta el último momento la amazona que siempre habías sido, tuviste el valor de enfrentarte a tu agresor sinimportar que tuviera un arma de fuego. Disparó el arma con o sin intención, pero ¿acaso faltan intenciones cuando hay un arma de por medio?

Pensó que tu historia había terminado ahí, pero, ¡sobreviviste aún con un disparo en la cabeza! Estuviste consciente después del suceso, ¡lo estuviste! Luchaste hasta el último momento. ¿Quién sobrevive a un disparo en la cabeza? Tú, Susana; sí, tú Susana Sayas.

El daño era demasiado grave, pero tú estabas ahí; soportando el dolor y regalando
sonrisas.

Fueron cinco días; días de dolor insoportable para ti y tus seres queridos, para tus
compañeros y e inclusive para tu agresor y sus cómplices.

El día viernes 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer) dentro del 37/o. B.I. ubicado en Atasta, Tabasco le dispararon en la cabeza y sobrevivió. El sábado la trasladaron a Mérida con la promesa de cirugía inmediata, sin embargo, no sucedió; la intervinieron dos días después; sobrevivió las 48 horas críticas
después de cirugía y el día 13 de marzo cuando ya no había riesgo aparente, notificaron su defunción sin dar causa de su muerte.

Perdóname, yo también creí que habías sido tú… y sí, sí fuiste tú quién luchó, quién se mantuvo firme hasta el último momento, quién dijo ¡ni una más! y aun viendo el riesgo que implicaba prefirió arriesgar su vida con tal de no ser una más; sí, con tal de no ser una mujer violada, asesinada o mutilada.

Y mira que querías vivir, aunque todo estaba en tu contra demostraste tu fortaleza regalándonos un par de días más, demostrando lo indomable que era tu espíritu…

Así es, la C. Sbtte. Intdte. Susana Sayas García quién a sus recién 24 años de edad y egresada hace unos meses del Heroico Colegio Militar, el día 8 de marzo (irónicamente el “Día Internacional de la Mujer dentro del 37/o. B.I”., ubicado en Atasta, Tabasco dónde había sido designada y se alojaba, un ser ;humano; tan
cobarde que decidió forzarte a hacer algo y al oponer resistencia a sus deseos aún con la presencia de un arma, la accionó y huyó del lugar dejándote ahí, en el interior de una instalación militar creyendo que estabas muerta.

Hoy no estás aquí y aunque duela reconocer que te has ido, me enseñaste a luchar hasta el final y saber que esos casos de mujeres desaparecidas, violadas, torturadas y asesinadas también están dentro de las grandes Instituciones y
aunque el hostigamiento y acoso sufrido durante tu estancia en el plantel por compañeros, personal de tropa, oficiales y jefes pensamos que era todo, hoy sabemos que los asesinatos por intento de violación, también suceden en la época actual en el glorioso Ejército Mexicano.

Tú que luchaste y arriesgaste tu vida por defenderte; te prometo, que tu muerte no
quedará impune. “Las mujeres no sirven para la SEDENA”; … ¿en verdad existe inclusión dentro del
Ejército? “La invitación de un Superior es una orden”. Todo militar e inclusive su familia
conoce tan popular frase.

Acoso, hostigamiento, comentarios despectivos y más es lo que viven a diario las mujeres dentro de la Institución”. #NiUnaMás #YaBastaDeImpunidad #SomosLasVocesDeLaAusencia

La familia, amistades y desde FridaGuerrera nos unimos a la petición de justicia, y hacemos un llamado al Comandante Supremo de las Fuerzas Federales Andrés

Manuel López Obrador, haga valer su palabra no permitiendo la impunidad en este y otros tantos casos de feminicidios disfrazados de suicidios dentro y fuera del Ejército, y que en absoluta transparencia se llegue a la verdad de, ¿qué fue lo que realmente sucedió a la Subteniente Susana Sayas García? .

Junio 2019
Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas y contar su historia. Voces de la Ausencia.

@FridaGuerrera
Facebook: FridaGuerrera Guerrera
Voces de la Ausencia, FridaGuerrera Villalvazo
Correo electrónico: fridaguerrera@gmail.com

Continue Reading

Destacadas

Vacaciones de fin de cursos

Published

on

By

Qué bueno que mucha gente ya está de vacaciones en estos días. En algunas
escuelas se acabaron las clases y están en las prácticas de clausura.

Supongo que, como toda vacación, ésta tendrá que ser particularmente gozosa
y hermosa.

Quedan por delante un buen número de días para descansar antes de regresar
a clases, antes de regresar a la chamba. Unos tomarán o tomaron ya las
carreteras. Lo cierto es que son días en que el descanso debe ser en la misma
proporción a nuestro trabajo.

Es tan importante trabajar, como lo es descansar. Hay gente que se burla de
los que buscan un descanso. Es importante que nadie te haga sentir miserable
por aspirar a tomar vacaciones. Si en verdad trabajaste, son justas, son
merecidas y son necesarias.

Así que bienvenido el descanso reparador, satisfactorio y sobre todo merecido.
Las sociedades más avanzadas procuran que el hombre sea útil a la sociedad
y útil a sí mismo. ¿De qué manera? Siendo feliz. Y eso se logra, en parte, al
ocupar tu mente y tu cuerpo en aquellas actividades donde encuentres
recreación, entretenimiento, oportunidad de disfrutar de la belleza, del amor, de
la amistad, de la paz, de la naturaleza y, sobre todo, de los libros, de esos que
pocas veces podemos disfrutar.

Pero fíjense, hay tantos, pero tantos flojos para desarrollar su trabajo, que sus
vacaciones las desarrollan con mucha más flojera. Es más, a partir de que les
dicen: “desde mañana ya no vienes a trabajar, así que regresa hasta dentro de
tantos días”. Desde ese momento, aunque no lo crean, desconectan el cerebro
y se conectan a la televisión.

La verdad, es triste y lastimoso que miles y miles de mexicanos decidan poblar
su descanso con cantidades brutales, pero brutales de televisión.
Mucha gente cree que es más edificante sentarse frente a su televisor y
llenarse de insignificancias, vulgaridades y demás tonterías, solo porque creen
que lo que allí se exhibe es indispensable para todos.

Seguramente te has topado con gente que te cuenta la última bobada que vio
en la tele. Es más, hasta te lo presumen como si tú fueras de sus mismos
gustos. Supongo que esa gente no quiere pasar frente a ti como un tonto, y te
lo platica para mostrarte que es una persona informada.

Estas vacaciones serán mucho más interesantes y divertidas si platicas,
juegas, sales al campo y te miras con otras personas. Estos días se pueden
aprovechar, por ejemplo, recorrer la ciudad, y recorrerla con otro paso, con otra
cadencia, otra alegría. Si sales a recorrer la ciudad, te recomiendo que veas
hacia arriba. Poca gente lo hace. Sé que verás cosas nuevas.

Olvídate del celular, o, es más, llévalo contigo, pero para fotografiar aquello que
ya habías olvidado que existía.

Algunos dicen que prefieren quedarse en la casa para estar con la familia, pero
no aclaran que frente a un aparato que los hace golpearse entre ellos para
tener en la mano el control remoto de la televisión.

Es hoy cuando debes aprovechar para ver a tu esposa, a tus hijos o a tus
papás. Sería muy bueno salir a pasear sobre el paisaje del amor, de la vida.
Si crees que sólo en la tele o en el celular hay elegancia, déjame decirte que la
felicidad es también una forma de elegancia. Concédetela por un rato. Además,
es gratis.

Por Horacio Corro Espinosa

Twitter: @horaciocorro
Facebook: horacio corro
horaciocorro@yahoo.com.mx

Continue Reading

Destacadas

Peluqueros

Published

on

By

Dicen que los señores de principio del siglo xx se cortaban el pelo al ahí se va. En los años 20’s, los jóvenes tomaron la costumbre de echarse en el pelo un montón de manteca en la cabellera lacia. En los años 30’s, no sabían qué hacer para seguir siendo jóvenes y ponían en aprietos al peluquero. En los años 50’s se puso de moda el copete como lo lucían Elvis presley y James Dean.

Hablar de peluqueros, es empezar a recordar desde el corte de pelo sobre las banquetas hasta las estéticas masculinas de altos vuelos.

Eso de la revolución del cabello masculino tiene montón de caminos. Pero aunque no lo crean, hay quienes no conocen la peluquería o el salón de estética porque su mujer, su mamá, su tía o su hija, le corta la melena cada determinados meses.

De hace unos 20 o 30 años, los empresarios del cabello nos vinieron a fastidiar con sus productos de cuidados excesivos. Nos dijeron que con sus productos tendríamos una cabellera ideal, esa que resiste vientos y tempestades, violencia de toda índole aún usando cachuchas y gorritos, caricias y demás atentados.

La cosa es que de tanto daño que le hemos hecho a nuestro cabello, hoy están regresando aquellos productos caseros para el bien de nuestros pocos pelos. Con la preparación de los mismos, dicen, se puede detener la caída con cebolla machacada vertida en el frasco de champú, e incluso, con un poco de chile, puede detener el avance de las canas.

Supongo que los productos químicos aparecieron al mismo tiempo que las estéticas, donde te recomiendan productos hasta para que se te enrosque el lacio, o se te alacíe el chino.

La cosa es que quién sabe cuándo aparecería el primer peluquero, pero de que apareció la estética no fue hace mucho. El esteticista, con el tiempo, ha ido desplazando a los viejos peluqueros sin diploma.

Antes de que existieran las estéticas, el peluquero se hacía peluquero sólo con ver, o por tradición familiar. En ese entonces no había modelitos, más que unos cuantos de un cartel en blanco y negro que nunca faltaban en las peluquerías. Aunque escogieras un modelo, el peluquero sólo se sabía uno: el casquete corto.

Cuando yo entré a estudiar a la preparatoria, cuando entré en rebeldía, descubrí que era yo de cabello chino, porque siempre me lo cortaban bien cortito.

Hubo algunas peluquerías con un curioso servicio múltiple a la orden de la vanidad masculina. No sé si aún exista ese tipo de lugares, pero al ir a cortarse el pelo, también había servicio de bolero para sus rieles; máscara después de la rasurada, toallas par la eliminación de barritos; gotas para los ojos, masaje afloja todo, arreglo de uñas y barniz en ellas, masaje en la nuca y hombros y más toallas, corte de pelitos en la nariz; más toallas calientes y, sólo faltaba que los embalsamaran.

A veces me dan ganas de recorrer para observar esas estéticas masculinas que son parte de nuestra cultura urbana.

Continue Reading

Destacado